Grado, 5 puntos destacados que no debe perderse

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Grado se considera la isla del sol por una razón. La pintoresca ubicación entre la laguna de Grado y el mar Adriático en el norte de Italia le da a la isla un estilo muy especial. ¡La Dolce Vita! Eso es lo que dicen de los viajes al norte de Italia.

El norte de Italia es definitivamente una escapada de vacaciones. Grado ofrece una idea de la cultura y el estilo de vida únicos del norte de Italia. El norte de Italia se jacta de una espléndida arquitectura histórica y una rica colección de arte.

Grado brinda la oportunidad de pasear por las calles históricas y dejar suficiente tiempo para hacer lo que a todos los italianos les encanta hacer: relajarse mientras degusta la buena comida italiana y el vino local. Sin duda, viajar por el norte de Italia es más que una muestra de la dulce vida. La belleza del norte de Italia no es un secreto. Las trattorias pueden ser pequeñas y menos sofisticadas, pero definitivamente sirven las mejores recetas italianas.

Hay varias actividades reservadas para aquellos que deseen viajar por el norte de Italia. 5 puntos destacados en Grado que no debe perderse.

El puerto

La historia de la isla comenzó en el corazón del casco antiguo. El puerto dio forma a la península mucho antes de que llegaran los primeros bañistas. La gente de Grado está orgullosa de su historia, porque Grado era famoso por su puerto mucho antes que Venecia y sirvió como un importante embarcadero para los navegantes. Grado anteriormente solo era accesible por barco. No fue hasta 1936 que se construyó la calzada de cinco kilómetros de longitud que hoy se utiliza para llegar a la isla.

Puerto de GradoEl puerto original también se ha reconstruido. El lado occidental del puerto fue una vez la frontera con el mar, pero cuando los Habsburgo declararon que el Alto Adriático era la “Riviera austriaca”, ampliaron el puerto de Grado. Hoy en día, el puerto todavía está en el centro. Barcos coloridos anclan alrededor del canal y hay cafés y bares en las paredes del muelle. Si quieres ir a la Laguna de Grado el puerto de Grado es el sitio indicado pues desde allí salen las conexiones hacia la laguna.

La Laguna de Grado

Una estancia en Grado difícilmente puede considerarse completa sin un viaje en barco a la laguna de Grado. No es solo el interés naturalista lo que puede motivar el descubrimiento de la laguna, sino que también se puede tener en cuenta que el lugar está lleno de tradición. La presencia de los viejos casoni se extendió por toda la laguna.

Hay varios operadores de viajes en barco en Grado que ofrecen experiencias únicas de la Laguna de Grado. Para ver lo que ofrece cada una de estas empresas, así como para conocer precios y reservas, utilice la siguiente información(excursiones en Grado)

La empresa no solo ofrece viajes a la laguna de Grado, sino que también brinda a los turistas la oportunidad de explorar una gama más amplia de atracciones: la laguna de Marano, el golfo de Trieste e incluso Venecia.

La laguna de Grado es un conjunto único de canales, islas, pantanos, agua y bancos de arena, pintorescamente situado entre la tierra y el mar. En la interminable extensión de agua frente a la costa de Grado hay alrededor de un centenar de islas diferentes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

“Siempre parece imposible hasta que se hace” Nelson Mandela

Una publicación compartida de comolovi.es (@comolovi.es) el

Estos son llamados “mota” por los locales. En muchas de las islas hay pequeñas casas de pescadores con techos de paja en forma de pirámide y construidas con productos naturales que alguna vez se encontraron en la laguna: juncos, madera, cañas de sauce, paja.

Los pescadores solían vivir con sus familias en el llamado “Casoni”, hoy la mayoría de los habitantes de la laguna vuelven a vivir en tierra. La mota más famosa se encuentra al este de la laguna: la isla de Barbana es un lugar de peregrinaje que se puede visitar.

Varias veces al día, los barcos salen del puerto hacia Barbana. Pero la isla más idílica es otra: la “mota” Anfora en el extremo oeste de la laguna. La única escuela primaria en la laguna de Grado alguna vez estuvo ubicada en la isla. Hoy en día hay un gran restaurante de pescado aquí en la “Trattoria ai Ciodi”, y la escuela se convirtió en un pequeño hotel, el único en toda la laguna. .

El casco antiguo

En ningún otro lugar del Alto Adriático hay un laberinto más encantador de calles estrechas y adornadas con flores, murallas históricas, plazas pintorescas, cafés y restaurantes escondidos, y en el medio está la impresionante Basílica de Sant’Eufemia del siglo V.

La Città vecchia es el centro histórico de Grado, en el que transcurre la vida cotidiana de la gente de Grado y donde se puede descubrir la historia de la isla en muchos rincones. El casco antiguo de Grado no podría ser más fotogénico. El casco antiguo es una zona peatonal, incluso los ciclistas deben prestar mucha atención a dónde se les permite conducir.

Las playas

La isla de Grado a menudo se llama la isla del sol o la isla de oro. Esto no solo se debe al clima mediterráneo, sino sobre todo a la ubicación de las playas: todas están totalmente orientadas al sur, por lo que se pueden aprovechar todas las horas de sol del día.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas. (Henry Miller)

Una publicación compartida de comolovi.es (@comolovi.es) el

Grado tiene un total de aproximadamente 120.000 metros cuadrados de playa, que se divide en tres tramos más pequeños “Costa Azzura” en el oeste, “Al Bosco” en el este y la playa principal “Spiaggia Principale GIT”, de tres kilómetros de longitud. Imprescindible es un paseo por el extremo más alejado de la Spiaggia Azzurra hasta el faro, desde donde se tiene una gran vista de la bahía.

La Diga di Grado

Los lugareños no solo se refrescan en sus playas. Entre la playa Spiaggia dell’Imperatore en el este y la playa de Costa Azzurra en el oeste se encuentra el famoso “Diga”. Debido a que la península fue golpeada repetidamente por marejadas ciclónicas, ya en el siglo XVIII se tomó la decisión de tomar medidas.

En ese momento, se construyó una presa para proteger el casco antiguo de las marejadas ciclónicas. Originalmente creado como una estructura de madera, se convirtió en una especie de valla clavada en la arcilla y luego en un amplio paseo que los austriacos construyeron en 1885. Después de la Segunda Guerra Mundial, a lo largo de la “Diga” se instalaron hoteles, restaurantes y villas de estilo Art Nouveau. Hoy, especialmente por la noche los lugareños y turistas pasean por la “Diga”.

CaLagunaMuchísimas gracias al equipo de Animation Project por hacer nuestra estancia muy especial en Villaggio Cà Laguna en Grado #ca.laguna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Ir al contenido