Santuario Cristo Rey de Lisboa: Que saber antes de ir

El Cristo Rey de Lisboa se alza a más de 100 metros de altura, con los brazos extendidos en una postura de bienvenida. Ubicado en Almada, en la margen sur del río Tajo, brinda vistas panorámicas de Lisboa y su icónico Puente 25 de Abril

Todo lo que necesitas saber para visitar el Santuario Nacional de Cristo Rey en Lisboa y aprovechar al máximo tu experiencia en este lugar único.

El Cristo Rey de Lisboa, también conocido como Santuario Nacional de Cristo Rei, es un imponente monumento religioso que se alza sobre la ribera sur del río Tajo, en la ciudad de Almada. Inspirado en el Cristo Redentor de Río de Janeiro, este gigante de piedra y hormigón se ha convertido en uno de los símbolos más emblemáticos de Lisboa y un destino turístico imperdible.

La Majestuosidad del Cristo Rey: Orgullo de Lisboa

El conjunto monumental de Cristo Rey se compone de tres elementos principales:

La estatua de Cristo

La estatua de Cristo Rey, con sus impresionantes 28 metros de altura y una envergadura igual de 28 metros, se erige como un símbolo de fe y esperanza. Representa a Jesucristo con los brazos extendidos, abarcando y bendiciendo a toda la ciudad de Lisboa y sus visitantes. Situada sobre un pedestal de 82 metros, la estructura alcanza una altura total de 110 metros, dominando el horizonte y visible desde varios puntos de la ciudad. Esta majestuosa representación no solo es un recordatorio de la paz y la protección espiritual, sino también una obra maestra de arte y arquitectura.

Santuario Cristo Rey en Lisboa
Desde su inauguración en 1959, el Cristo Rey representa la fe y devoción portuguesa, atrayendo a visitantes de todo el mundo.

El santuario

Al pie de esta colosal estatua se encuentra el santuario, un lugar de peregrinación y veneración. Dentro del santuario se ubica una capilla dedicada a Nuestra Señora de la Paz, patrona de Portugal, donde los fieles pueden rendir homenaje y buscar consuelo. Además de ser un espacio de oración, el santuario alberga un museo de arte sacro, que ofrece a los visitantes una visión profunda de la riqueza espiritual y cultural de Portugal, y una tienda de recuerdos donde adquirir objetos de devoción y recuerdos del lugar.

La columnata

La columnata, con una longitud de 75 metros, proporciona un majestuoso acceso al santuario y a la estatua. Flanqueada por una serie de capillas dedicadas a los santos patronos de las diócesis portuguesas, la columnata es un testimonio de la fe viva de Portugal. Cada capilla, con su santo patrono, es un espacio para la oración individual y la reflexión, permitiendo a los visitantes conectarse con la espiritualidad de cada región de Portugal.

Qué ver y hacer en Cristo Rey

Explorar el Cristo Rey de Lisboa ofrece una experiencia enriquecedora tanto por su valor cultural y espiritual como por las impresionantes vistas y actividades que se pueden realizar en este emblemático sitio.

Vistas Panorámicas

El mirador a los pies del Cristo Rey emerge como el gran atractivo del monumento, ofreciendo una vista panorámica completa de 360 grados sobre Lisboa, el serpenteante río Tajo, y el majestuoso puente 25 de Abril. Esta perspectiva única permite a los visitantes capturar la esencia de la ciudad y sus alrededores, convirtiéndose en un momento destacado de la visita.

Santuario Cristo Rey de Lisboa: Que saber antes de ir
Además de admirar la impresionante estatua en sí, los visitantes pueden subir a la base del monumento, que funciona como un mirador. Desde aquí, las vistas de 360 grados sobre Lisboa, el río Tajo y el Atlántico son simplemente espectaculares. Este es un lugar perfecto para tomar fotografías y apreciar la magnitud de la estatua.

Visita al Santuario y sus Tesoros

El santuario bajo la estatua alberga una capilla dedicada a Nuestra Señora de la Paz, mostrando una reverenciada imagen de la patrona de Portugal. Este espacio sagrado invita a la tranquilidad y la devoción, complementado por un museo de arte sacro que expone piezas de significado religioso y una tienda de recuerdos donde adquirir objetos representativos de la experiencia.

Recorrido por la Columnata

La columnata que acompaña al santuario proporciona un ambiente de reflexión y oración, adornada con capillas que albergan las imágenes de los santos patronos de las distintas diócesis de Portugal. Este paseo no solo ofrece un momento de paz espiritual sino también una oportunidad para conocer más sobre la riqueza cultural y religiosa portuguesa.

Subir al mirador del Cristo Rey de Lisboa

Para aquellos que buscan las vistas más espectaculares de la capital portuguesa, el ascenso al mirador es fundamental. Accesible tanto por ascensor como por escaleras, este punto elevado brinda una experiencia visual incomparable de Lisboa, convirtiéndose en un must para los amantes de la fotografía y los paisajes urbanos.

Visitar el restaurante

Finalmente, el restaurante situado en la explanada del santuario ofrece una carta con platos típicos portugueses. Desde su terraza, los visitantes pueden disfrutar de sus comidas con vistas relajantes, añadiendo un placer gastronómico a esta visita cultural y espiritual al Cristo Rey.

Consejos prácticos para la visita

Planificar una visita al Santuario Cristo Rey en Lisboa es sumergirse en una experiencia espiritual y cultural única. Este emblemático lugar, no solo por su posición elevada sobre la ciudad y el río Tajo ofrece serenidad y magníficas vistas, sino que también invita a la reflexión.

Cómo llegar al Cristo Rey de Lisboa

Desde Lisboa, puedes tomar un ferry hacia Cacilhas y luego continuar en autobús o taxi, una ruta que ofrece pintorescas vistas durante el trayecto. Aquellos con vehículo tienen la alternativa de cruzar el Puente 25 de Abril, proporcionando una perspectiva única de la ciudad desde el agua. El santuario dispone de aparcamiento gratuito para los visitantes, facilitando el acceso para quienes optan por este medio.

Ferry hacia Cacilhas

Tomar el ferry hacia Cacilhas desde Lisboa ofrece no solo un medio de transporte eficiente y económico, sino también la oportunidad de contemplar la belleza de la ciudad desde una perspectiva única. El viaje, que une la estación de Terreiro do Paço en Lisboa con el vibrante paseo marítimo de Cacilhas, se completa en aproximadamente 10 minutos, permitiendo a los viajeros disfrutar de vistas espectaculares, incluyendo el icónico Castillo de San Jorge, la histórica Torre de Belém, y el impresionante Puente 25 de Abril.

La adquisición de billetes para este trayecto es sencilla y accesible, con opciones tanto en taquillas como en máquinas expendedoras en las estaciones, y la posibilidad de compra en línea a través del sitio web de Transtejo Soflusa, lo cual es especialmente conveniente durante la temporada alta para evitar esperas. Con un coste  de 2,90€ para un billete de ida y vuelta para adultos y 1,45€ para niños, este viaje ofrece una excelente relación calidad-precio.

El ferry opera diariamente con una frecuencia que se ajusta a las necesidades de los viajeros, variando desde cada 15-20 minutos durante el día hasta cada 30 minutos en horas nocturnas, garantizando así una espera mínima.

Para los entusiastas del ciclismo, el ferry ofrece la posibilidad de llevar bicicletas a bordo por un pequeño cargo adicional, lo que permite explorar tanto Lisboa como Cacilhas sobre dos ruedas. Y para quienes busquen un refrigerio durante el trayecto, el bar a bordo brinda una selección de snacks y bebidas, complementando así la experiencia del viaje.

Desde la estación del Ferry hasta el Cristo Rey

Una vez desembarcado del ferry en Cacilhas, el viaje hacia el Cristo Rey ofrece distintas opciones adaptadas a las preferencias y necesidades de cada visitante. La distancia de aproximadamente 2,5 kilómetros hasta este icónico monumento puede ser un complemento agradable a la aventura de descubrir Lisboa desde una nueva perspectiva.

Para los amantes de las caminatas y aquellos deseosos de sumergirse completamente en el ambiente local, el trayecto a pie hasta el Cristo Rey es una excelente elección. Esta caminata de unos 30 minutos no solo es saludable sino también enriquecedora, brindando vistas impresionantes del río Tajo y la silueta de Lisboa. El camino a lo largo del paseo marítimo es una invitación a experimentar la vida cotidiana de Cacilhas y capturar fotografías memorables.

Quienes busquen una alternativa más rápida o quizás tengan limitaciones de tiempo pueden optar por el autobús 101 de Carris. Con una parada convenientemente ubicada a pocos metros de la estación de ferry, este autobús ofrece un viaje directo hasta el Cristo Rey en solo 10 minutos, a un costo de 2,90€ para un billete de ida y vuelta, representando una opción eficiente y económica.

Por otro lado, para aquellos que priorizan la comodidad o viajan en grupo, tomar un taxi puede ser la solución más práctica. Aunque es la opción más costosa, con un precio aproximado de 10€, la rapidez y la comodidad de llegar al Cristo Rey en unos 5 minutos puede justificar el gasto, especialmente en días particularmente calurosos o lluviosos.

Cómo subir al mirador del  Cristo Rey

Una vez en el lugar, subir al Cristo Rey es posible a través de un ascensor que lleva a los visitantes hasta la plataforma de observación, situada a los pies de la estatua, por una tarifa (Consulta precios en la web oficial); también está la opción de ascender por las 282 escaleras, una alternativa gratuita para los más aventureros. Independientemente de cómo decidas llegar o subir, es recomendable llevar calzado cómodo y una chaqueta o suéter, ya que la ubicación puede ser bastante ventosa.

Horario Cristo Rey Lisboa

El horario del santuario es amplio, abierto todos los días de 9:00 a 19:00 horas, mientras que el mirador cierra ligeramente antes, a las 18:30 horas, permitiendo a los visitantes disfrutar del sitio prácticamente en cualquier momento del día. Consultar horarios en la web oficial

Precio entradas Cristo Rey Lisboa

La entrada al santuario es gratuita, y el acceso al ascensor para llegar al  mirador tiene un costo (web oficial) .Los menores de 6 años tienen acceso gratuito. Los visitantes pueden beneficiarse de descuentos atractivos, como un 10% para grupos de más de 20 personas y un significativo 20% de descuento para los portadores del Lisboa Card.

La compra de entradas es sencilla y accesible, con opciones que incluyen la taquilla del Santuario, máquinas expendedoras, y se aceptan tanto efectivo como tarjeta de crédito o débito, garantizando facilidad y flexibilidad en el pago.

Similitudes y diferencias entre el Cristo Rey de Lisboa y el Cristo Redentor de Río de Janeiro

El Cristo Rey de Lisboa y el Cristo Redentor de Río de Janeiro son monumentales estatuas de Jesucristo, emblemas de paz y fe que se erigen sobre elevaciones en sus respectivas ciudades, brindando vistas espectaculares y atrayendo a visitantes de todo el mundo por su carga simbólica y cultural.

Mientras que el Cristo Redentor, inaugurado en 1931 en Río de Janeiro con su característico estilo art déco, alcanza los 30 metros de altura, el Cristo Rey se alza en Lisboa desde 1959, destacando no solo por su diseño más tradicional sino también por su impresionante altura total de 82 metros, incluyendo su pedestal, como gesto de gratitud por la preservación de Portugal durante los conflictos mundiales.

La iniciativa para construir el Cristo Rey en Lisboa nació en 1934, inspirada por la visita del Cardenal Patriarca de Lisboa a la estatua del Cristo del Otero en Palencia, España, y se materializó como un símbolo de agradecimiento por haber evitado los estragos de la Segunda Guerra Mundial en Portugal.

Este monumental esfuerzo, que comenzó en 1949 y culminó diez años después, fue posible gracias a las contribuciones populares y al talento de artistas portugueses como Francisco Franco de Sousa, quien esculpió la figura de Cristo, y el arquitecto António Lino, diseñador del santuario y la columnata que rodea la estatua, reforzando así su significado como un faro de esperanza y unidad.

Reseña: Mi experiencia visitando el Cristo Rey de Lisboa

Visitar el Santuario Cristo Rey en Lisboa se convierte en una experiencia profundamente enriquecedora cuando se aborda con el tiempo y la disposición adecuados.  Este tiempo bien invertido facilita la apreciación plena de las vistas panorámicas que abarcan la ciudad, el río Tajo, y más allá, proporcionando un momento de tranquilidad y reflexión.

La elección del momento para la visita juega un papel crucial en la experiencia. Acudir por la mañana temprano o al caer la tarde se revela como una estrategia inteligente para esquivar las multitudes, permitiendo un encuentro más íntimo y personal con el espacio sagrado.

Además, esta recomendación cobra especial importancia considerando el carácter del santuario como un lugar de veneración. Se espera y se valora el comportamiento respetuoso por parte de los visitantes, especialmente en áreas dedicadas a la oración y la reflexión, asegurando así una atmósfera de respeto y solemnidad.

Siguiendo estos consejos prácticos, la visita al Santuario Cristo Rey trasciende la mera observación turística, transformándose en una experiencia memorable y significativa. Las impresionantes vistas, el ambiente de paz, y la rica espiritualidad del lugar dejan una huella indeleble en quienes dedican el tiempo necesario para conectar verdaderamente con este emblemático lugar de Lisboa.

Comparte
Vimi Vera

Vimi Vera

Vimi Vera, comprometida con la promoción del turismo sostenible, comparto experiencias, consejos y prácticas responsables para explorar el mundo mientras protegemos nuestro planeta

8 comentarios

    • No entiendo qué tiene de maravilloso ese monumento. Hay tantos otros lugares en Portugal mucho más impresionantes y auténticos. A cada quien sus gustos, supongo.

    • ¡Sí, estuve allí el verano pasado y fue una experiencia increíble! El Santuario Cristo Rei es verdaderamente impresionante, con vistas panorámicas y una atmósfera muy especial. ¡Definitivamente lo recomiendo a todos los que visiten Portugal!

    • Cada persona tiene sus propios intereses y motivaciones. No todos encuentran emocionante lo mismo. Respetemos la diversidad de gustos y experiencias de los demás. Portugal tiene mucho más que ofrecer que solo sus santuarios.

    • ¡Vaya suerte la tuya! No sé si habrá comida cerca del Santuario Cristo Rei, pero si no la hay, siempre puedes probar el ayuno. ¡Seguro que te da una experiencia espiritual aún más intensa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *