El frappé, el café frío griego que nació en Salónica

La historia del café frappé es fascinante y se remonta a la Feria Internacional del Comercio de Salónica de 1957. En ese evento, Dimitris Vakondios, representante de Nestlé, improvisó la creación del frappé cuando se quedó sin agua caliente para preparar café instantáneo. En lugar de desanimarse, mezcló café soluble con agua fría y hielo en una coctelera, dando origen a esta bebida fría y espumosa.

La historia del café frappé  se remonta a la Feria Internacional del Comercio de Salónica de 1957. En ese evento, Dimitris Vakondios, representante de Nestlé, improvisó la creación del frappé cuando se quedó sin agua caliente para preparar café instantáneo. En lugar de desanimarse, mezcló café soluble con agua fría y hielo en una coctelera, dando origen a esta bebida fría y espumosa.

El éxito del frappé fue instantáneo, convirtiéndose rápidamente en una bebida popular en Grecia y extendiéndose a otros países mediterráneos y, eventualmente, alrededor del mundo. Su preparación es sencilla: 2 cucharadas de café instantáneo, 200 ml de agua fría y 200 ml de hielo agitados en una coctelera hasta lograr una espuma espesa. Puede servirse con azúcar o leche según el gusto.

 

El café frappé se ha convertido en un símbolo de la cultura griega, especialmente en Salónica, la segunda ciudad más grande de Grecia. Esta ciudad, conocida por su rica historia, cultura y vibrante vida nocturna, ofrece a los visitantes la oportunidad de disfrutar de la magia de este café. Está bebida, además de ser refrescante y deliciosa, es una puerta de entrada a la hospitalidad y la experiencia local.

Dimitris Vakondios
Dimitris Vakondios nació en Atenas en 1931. Estudió ingeniería química en la Universidad de Atenas y, tras graduarse, se incorporó a la compañía Nestlé. En 1957, Vakondios fue enviado a la Feria Internacional del Comercio de Tesalónica para promocionar un nuevo producto de Nestlé, una bebida de chocolate que se preparaba instantáneamente mezclando el cacao con leche y agitándola en una coctelera. Durante la feria, Vakondios se dio cuenta de que se había quedado sin agua caliente para preparar café. En lugar de utilizar agua caliente, decidió mezclar café instantáneo con agua fría y hielo, y agitarlo en una coctelera. El resultado fue una bebida refrescante y espumosa que llamó la atención de los visitantes de la feria. El café frappé se convirtió rápidamente en una bebida popular en Grecia. Se extendió rápidamente a otros países mediterráneos y, en la actualidad, se puede encontrar en todo el mundo. Vakondios falleció en Atenas en 2006. Fue un inventor visionario que creó una bebida que ha disfrutado de millones de personas en todo el mundo.

Para sumergirte de lleno en la auténtica experiencia del café frappé en Salónica, te recomendamos visitar las tradicionales cafeterías llamadas «kafeneia» y los modernos cafés que se encuentran repartidos por toda la ciudad. Algunos de los lugares más destacados para disfrutar de un exquisito frappé son:

Eleftheroudakis Café: Situado en el corazón de Salónica, este café-librería es un lugar ideal para disfrutar de un frappé mientras te sumerges en la lectura de un buen libro o contemplas el paisaje urbano.

To Palio Hamam Café: Ubicado en un antiguo hammam otomano restaurado, este café combina historia y sabor. Saborea un delicioso frappé en este entorno único y atmosférico mientras aprendes más sobre el pasado de Salónica.

Terkenlis: Esta pastelería y cafetería, famosa por sus dulces tradicionales, también sirve un frappé excepcional. No pierdas la oportunidad de acompañar tu bebida con un trozo de su famosa tsoureki, un pan dulce típico griego.

Kitchen Bar: Con vistas al puerto de Salónica, Kitchen Bar es el lugar perfecto para disfrutar de un frappé mientras contemplas el mar Egeo y el bullicio del puerto.

Loxandra: Situado en la animada plaza de Aristotelous, este café es conocido por su ambiente relajado y su excelente frappé. Es un lugar ideal para hacer una pausa y observar el ir y venir de la vida local.

En Salónica, el café es más que una bebida: es una manifestación de hospitalidad y ventana a la cultura. Buscar el frappé perfecto no solo es saborear una delicia refrescante, también es explorar rincones pintorescos y sumergirse en la vida local. Así que, en tu próxima visita a Salónica, no olvides hacer una pausa para disfrutar de su icónico café frappé.

Te podría interesar

¿Planeando un viaje a Salónica? En este post, te invitamos a descubrir todo lo que esta cautivadora ciudad tiene para ofrecer.  ¿Listo para desvelar los tesoros que aguardan en cada rincón? ¡Acompáñanos en este emocionante recorrido!

Comparte
Vimi Vera

Vimi Vera

Vimi Vera, comprometida con la promoción del turismo sostenible, comparto experiencias, consejos y prácticas responsables para explorar el mundo mientras protegemos nuestro planeta

10 comentarios

  1. ¡Qué interesante descubrir la historia del café frappé en Tesalónica! Definitivamente tengo que probarlo cuando visite la ciudad.

  2. ¡Claro! Si estás en Tesalónica, te recomendaría probar el café frappé en el Café Aristotelous. Muchos dicen que hacen el mejor de la ciudad. ¡Disfrútalo! ☕️

  3. ¡No puedo creer que haya tanto debate sobre el café frappé! ¿Quién hubiera pensado que un café podría despertar tantas pasiones?

    • Vaya, nunca subestimes el poder del café, amigo. Parece que incluso la bebida más simple puede generar controversia. Pero hey, al final del día, cada uno tiene sus gustos. ¡A disfrutar de nuestro café favorito, sin importar lo que digan los demás!

  4. ¡El café frappé es una delicia! Pero, ¿qué pasa con los amantes del té? ¿Dónde está nuestra bebida icónica?

    • ¡Definitivamente! El café frappé es una delicia refrescante. Yo lo preparo con café fuerte, leche, hielo y un toque de jarabe de vainilla. ¡Prueba esta receta y nunca más querrás comprar uno en una cafetería! #HagamosNuestroPropioFrappe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *