Visitando 3 lugares en Rumania. Bucarest, Brasov y Bran

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Se acercaban las vacaciones de otoño y aún no habíamos decidido a donde ir. Mirando encontramos una oferta a muy buen precio para viajar a Rumanía. ¿Por que no?. Y sin pensarlo mucho nos decidimos. Amigos y conocidos levantaban la ceja. ¿A Rumanía? ¿A hacer que?. Ten cuidado con los perros callejeros, los gitanos, ladrones, atracadores y los osos decían. Me alegro muchísimo de haber ido a Rumanía y debería ser hora ya de deshacerse de esa reputación de una vez por todas. Rumanía no es mucho más peligrosa y aterradora que el lugar que te puedas encontrar ahora mismo

 

Ver esta publicación en Instagram

 

“Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente” Mark Twain. Gracias Rumania

Una publicación compartida de vimi (@vimiymily) el

Muchas personas tienen muchos prejuicios e ideas erróneas sobre Rumanía. Pero visitar Rumanía fue una gran idea aunque hay cosas que deber saber si estas planeando un viaje a Rumanía. Abandona cualquier preconcepción que puedas tener sobre los rumanos, abre tu corazón y tu mente mientras estés en Rumanía. Rumanía te sorprenderá.

Lo primero que debe saber sobre Rumanía es que es un país relativamente seguro para los turistas. Solamente haga lo que normalmente hace cuando visita cualquier país extranjero: no busque problemas, tenga cuidado con los carteristas (cuide su cartera como lo haría en Venecia, Viena o Berlín ) y no se deje engañar por pequeños robos como juegos callejeros o actuaciones.Ignore a las personas que prestan servicios a los turistas (como los ‘conductores’ de taxis en el aeropuerto de Bucarest o la estación de tren del Norte) y aléjese de lugares que perciba como poco seguros. Simplemente es ser cauteloso como en cualquier otro país al que viaje y todo estará bien.

Otra cosa por la que Rumanía es famosa es la gran población de romaníes que viven en Rumanía, a menudo denominados indebidamente ” gitanos “, involucrada en varios pequeños hurtos o pequeños delitos. Este es un tema complejo relacionado con el racismo y la exclusión. Si bien su reputación puede ser mala, no todos son así y la cantidad es pequeña. Se les puede ver como mendigos, incluso enviando a sus hijos a pedir dinero. No se deje engañar

Los rumanos son gente amable y hospitalaria. Aman a su país y por lo tanto son generosos al brindar información sobre todo lo que hay que ver.

Hace 10 años se decía que había medio millón de perros callejeros en Bucarest. Tras varios incidentes la mayoría de ellos fueron recogidos en las calles por el gobierno y sí … fueron asesinados.
Durante mi estancia en Rumanía la verdad es que no vi ningún perro callejero. Incluso vi a menos perros con sus dueños que los que suelo ver en el sitio donde vivo. Solamente es seguir una regla básica que sigo en cualquier lugar del mundo: no te acerques a un perro y todo debería estar bien.

Rumanía tiene la mayor población de osos en Europa. Aunque pueda parecer aterrador las posibilidades de conocerlos en persona son escasas sobretodo en las grandes ciudades.

Solamente siga las normas básicas de seguridad en Transilvania. Como por ejemplo no ir al bosque solo. O si va, hacer ruido al caminar por ejemplo colgando latas en la mochila para ir haciendo ruidos. No acercarse a los contenedores de basura por la noche en sitios apartados. Y si quieres ver osos en el Santuario de osos Zarnesti se pueden ver osos salvajes en cautiverio.

Hay muchas razones para visitar Rumanía. Las ciudades históricas con sus calles empedradas y su arquitectura medieval, su pasado comunista, la gente cálida y el paisaje hermoso y pintoresco me sorprendieron. Las ciudades rumanas tienen un ambiente propio que vale la pena experimentar. Las principales atracciones de Rumanía, la belleza natural y la verdadera vida local se experimentan mejor fuera de las principales ciudades

Bucarest es una ciudad con una mezcla de edificios del viejo mundo y bloques de concreto de estilo comunista. Aquí encontrará numerosos museos, cementerios, sitios históricos, centros comerciales y lugares de interés arquitectónico.

El hecho de que Rumanía todavía tenga una infraestructura de transporte poco desarrollada, sin suficientes centros de información turística o accesibilidad para viajeros independientes hace que sea más difícil para los viajeros independientes descubrir la belleza real del país.

Los taxistas en Bucarest son conocidos por intentar sacarle dinero a los turistas.Asegúrese de tener siempre el taxímetro funcionando o acuerde el precio antes de subir al taxi. Para evitarnos disgustos decidimos movernos con Uber

La moneda rumana es Leu (RON) o Lei en plural y se puede encontrar en billetes de 1, 5, 10, 50, 100, 200 y 500,
1 euro es aproximadamente 4,5 Lei y 1 USD es aproximadamente 4 Lei (verifique los tipos de cambio oficiales publicados por el Banco Nacional de Rumanía aquí); Los precios en Rumanía son generalmente más baratos que en los países de Europa occidental:
Las oficinas de cambio son fáciles de encontrar e indican las tarifas ofrecidas. También hay muchos cajeros automáticos para retirar dinero.

¿Cómo sobrevivir al turismo de Drácula en Rumanía?

Rumanía es muy popular gracias a las historias de vampiros que rodean el Castillo de Bran, también conocido por su nombre turístico Castillo de Drácula.

Los paisajes de Transilvania son el ambiente ideal para una historia de terror. Eso es al menos lo que Bram Stoker debió haber pensado cuando escribió la historia de Drácula. Tal vez visitar el famoso castillo de Bran esté en tu lista de deseos.

El castillo de Bran podría ser un detonante para escribir sobre porque no ir.Pero no, cuando se trata de visitar sitios como este lo más importante es saber en que uno sé está metiendo y de esta manera tomar las decisiones y medidas apropiadas

En Transilvania muchos lugares anunciarán que tienen algo que ver con este hombre y Rumanía es mucho más que Drácula. La figura histórica de Vlad Drácula ha sido super explotada por los vendedores de mercaderías y las empresas de turismo y excursiones

Todos nos hemos enfrentado alguna vez a situaciones extremadamente turísticas en alguno de nuestros viajes. La primera vez me sucedió en Venecia (afortunadamente lo supere con un segundo viaje). Me sucedió algo similar en el Castillo de Bran. El castillo no tiene mucho que ver con Vlad Drácula y cuando uno esta allí se siente abrumado por la multitud. Independientemente de todo, prefiero vivir las experiencias a que me las cuenten. Si decides ir ve lo más temprano posible y evita los fines de semana. Es muy importante estar informado sobre la historia real.

¿Incluiría a Rumanía en mi lista de volvería?
Por supuesto que si. Pero no para seguir los pasos de Dracula. Sino para disfrutar del secreto mejor guardado de Bucarest y el lugar perfecto para relajarse durante su escapada a la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Ir al contenido